patent El bosque es un aliado no un enemigo: ¿pueden las chacras peruanas apoyar la biodiversidad? - Agroforestry World
NJ online casino online casinos for mac http://www.playonlineblackjack.us.com/ mac casino bonus codes best slots first deposit bonuses best online blackjack vegas legit online casinos mastercard accepted online casinos

El bosque es un aliado no un enemigo: ¿pueden las chacras peruanas apoyar la biodiversidad?

Plantando especies de alto valor en un sistema mixto para restaurar tierra degradada. Photo: World Agroforestry Centre/Valentina Robiglio

Un nuevo proyecto en Perú se ha propuesto superar las barreras que impiden cultivar más árboles en chacras, proteger la biodiversidad y ayudar al país a cumplir con las contribuciones nacionalmente determinadas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Perú cuenta con más de 70 millones de hectáreas de bosques tropicales, pero entre 2001 y 2016 perdió más de 1,9 millones de dichas hectáreas, debido en gran parte a la expansión de la agricultura, tendencia que continúa hasta hoy. La deforestación es responsable del 51% de las emisiones de gases de efecto invernadero en el Perú.

“La agricultura es el principal impulsor de la deforestación en el Perú”, confirmó José Álvarez, director general de la Dirección General de Diversidad Biológica del Ministerio del Ambiente. “La estrategia que generalmente se asume a la hora de esbozar la relación ideal entre la agricultura y los bosques es una en la que la agricultura se intensifica. Al aumentar la productividad y, por lo tanto, los ingresos generados por el área cultivada, se cree que los agricultores no necesitarán expandir aún más sus fincas hacia los bosques”.

“Pero eso no se cumple en las fronteras pioneras de la migración donde la gobernanza y la aplicación y cumplimiento de la ley son débiles. Si funciona, más personas podrían sentirse atraídas a asentarse y expandir su actividad agrícola”.

Álvarez opinó así durante el taller de apertura de un nuevo proyecto, llamado Aprovechando el potencial de los árboles en Chacras para Cumplir con los Objetivos Nacionales y Mundiales relativos a la Biodiversidad (Trees on Farms / Árboles en las Chacras), financiado por la Iniciativa Internacional del Clima del Gobierno Federal de Alemania, el cual fue celebrado el 3 de julio de 2018, en Lima.

Álvarez explicó que en los últimos años había quedado claro que las áreas protegidas eran la herramienta fundamental para la conservación que, sin embargo, por sí solas no son suficientes para garantizar el éxito. Se requieren intervenciones fuera de las áreas protegidas. La agricultura, tomada en conjunto, es particularmente importante en la conservación de la biodiversidad. El alto nivel de biodiversidad de una chacra o finca remota puede no contar como parte del esfuerzo por una mejor conservación si se considera de forma aislada, y no como parte de un paisaje más amplio e interconectado.

Participantes en el taller de lanzamiento del proyecto titulado Aprovechando el potencial de árboles en las chacras para alcanzar metas nacionales y globales de biodiversidad. Photo: World Agroforerestry Centre

“Los acuerdos de conservación” podrían ser una buena forma de trabajar con los agricultores,” continuó. “Pero el desafío es convencer a los agricultores de que la conservación de los bosques es importante porque en ellos reside la solución a muchos de los problemas relacionados con la degradación de las tierras que enfrentan con la producción agrícola. El bosque es un aliado y no un enemigo, por lo que mantener las funciones forestales clave en los paisajes a largo plazo beneficiará a los agricultores.”

“La cuestión clave es, de hecho, no pensar en los bosques y la agricultura como alternativas,” confirmó Valentina Robiglio del Centro Internacional de Investigación Agroforestal (ICRAF) para América Latina. “En la Amazonía peruana, más de la mitad de las 7,5 millones de hectáreas de ex tierras forestales que ahora son usadas para la agricultura es administrada por productores familiares. La clave es la multifuncionalidad: cómo estos pequeños paisajes pueden cumplir con las funciones que antes desempeñaban los ecosistemas forestales, y que son beneficiosas para los agricultores, así como para la conservación de los bosques y de la biodiversidad. Debemos resaltar la interconexión entre las dos partes: la matriz agrícola puede apoyar la conservación de los bosques y, a su vez, la conservación de los bosques provee de las funciones clave para que la agricultura sea productiva y resistente a condiciones adversas.”

Valentina Robiglio (izquierda) y José Álvarez en el taller de lanzamiento del proyecto titulado Aprovechando el potencial de árboles en las chacras para alcanzar metas nacionales y globales de biodiversidad. Photo: World Agroforerestry Centre

El proyecto Árboles en Chacras tiene como objetivo expandir la biodiversidad mediante el aumento de la cantidad y variedad de árboles en paisajes agrícolas, lo que ayuda a cumplir la Meta 7 de Aichi de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica. ICRAF brinda su apoyo al proyecto en cinco países y lo implementa directamente en Uganda, Ruanda y Perú. El Centro de Investigación Forestal Internacional (CIFOR) es responsable del proyecto en Indonesia mientras que el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) hace lo propio en Honduras. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) proporciona servicios de gestión del conocimiento y difusión y la Georg-August-Universität Göttingen brinda apoyo científico específico.

“A lo largo del debate nacional sobre los bosques,” agregó Robiglio, “la biodiversidad como tema ha sido menos prominente que el cambio climático y REDD+ o, más recientemente, la restauración. La pérdida de bosques se mide en términos de hectáreas y CO2 emitido, mientras que la restauración se mide en términos de reconstitución de hectáreas de cubierta forestal, incluidas las plantaciones; raramente, sin embargo, se toma en cuenta la configuración espacial de esta pérdida y sus implicancias en términos de pérdida o recuperación de las funciones ecológicas deseadas, en términos de especies afectadas. Cuando hablamos de la pérdida de bosques, la ubicación importa. Lo que también importa es qué funciones del bosque son las que deben ser restauradas. Con este proyecto, esperamos volver a enfocarnos en la conservación de la diversidad biológica a través de un enfoque que tome en cuenta el paisaje.”

El taller atrajo a 36 participantes (16 mujeres, 20 hombres), representantes de la Dirección de Diversidad Biológica del Ministerio de Medio Ambiente, la Dirección de Cambio Climático y Desertificación, la Declaración de Intención Conjunta (Perú-Noruega-Alemania); la Dirección de Información Agraria del Ministerio de Agricultura, la Dirección de Agricultura y la Dirección de Evaluación de Recursos Naturales; el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre; la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación; la Autoridad Ambiental del Gobierno Regional de Ucayali, la Dirección de Conservación Biológica y la Dirección de Manejo Forestal y de Fauna Silvestre; el AGROBANCO; la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental; la Universidad Nacional Agraria La Molina; el Earth Innovation Institute; la Red Solidaridad; el Centro de Investigación Forestal Internacional; Pro Naturaleza; y el GFA Consulting Group.

Discusiones durante el taller. Photo: World Agroforestry Centre

Belvi Cáceres, del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre, explicó las regulaciones que rigen las plantaciones y sistemas agroforestales  establecidos en tierras privadas y estatales. En estas últimas, las ‘Zonas de Tratamiento Especial’ permiten la creación de concesiones agroforestales (Cesiones en Uso para Sistemas Agroforestales) en que se reconoce la ocupación de facto y se establece un mecanismo de regularización. El mecanismo incluye incentivos para el uso de especies nativas y amenazadas, en línea con la Meta 7 de Aichi. Sin embargo, no se ha implementado ninguna, debido al complicado diseño del mecanismo (incluya un enlace al blog de concesión agroforestal.

“Ucayali está haciendo un gran esfuerzo por integrar y alinear las políticas relacionadas con los bosques y sus recursos, incluida la biodiversidad,” dijo Jack Flores de la Dirección General de Diversidad Biológica del Gobierno Regional de Ucayali. “La Estrategia Regional de Biodiversidad de Ucayali ha sido integrada a los documentos de planificación regional, tales como la estrategia de desarrollo baja en carbono, que es el documento estratégico más recientemente elaborado por la autoridad regional ambiental, con el objetivo de desarrollar una visión unificada del desarrollo sostenible y una planificación integrada del uso del suelo. Es importante que las instituciones progresen en sinergia como parte de una estrategia. Con apoyo de la cooperación internacional, en particular de Noruega, Ucayali ha puesto en marcha diversos procesos de reducción de deforestación, firmando una serie de compromisos internacionales para reducir la deforestación.”  

Un punto importante es que el Gobierno Regional está trabajando junto con el Servicio Nacional de Bosques y Fauna Silvestre en el diseño de ecosistemas prioritarios para la conservación de la biodiversidad en la región Ucayali. Como parte del mismo proceso, está elaborando nuevas herramientas de gestión de la tierra, como un mapa de presión antrópica, que muestra las áreas donde se concentran la mayoría de las amenazas a la conservación de la biodiversidad. El proyecto Árboles en Chacras se concentrará en estas áreas.

Read the English version of this blog here.

The World Agroforestry Centre (ICRAF) is a centre of scientific excellence that harnesses the benefits of trees for people and the environment. Knowledge produced by ICRAF enables governments, development agencies and farmers to utilize the power of trees to make farming and livelihoods more environmentally, socially and economically sustainable at multiple scales. ICRAF is one of the 15 members of the CGIAR, a global research partnership for a food-secure future. We thank all donors who support research in development through their contributions to the CGIAR Fund.

Rob Finlayson

Rob Finlayson

Robert Finlayson is the Southeast Asia program's regional communications specialist. As well as writing stories for the Centre's website, he devises and supervises strategies for projects and the countries in the Southeast Asia region, including scripting and producing videos, supervising editors and translators and also assisting with resource mobilization.

You may also like...

play online slots for real money best on line casinos 2018 top online casinos for us players bonus play online casinos top USA online casino how to play casino table games Best USA Real Money Slot Machines play video slot games online bets from U.S. residents list of all us legal online casinos http://www.playonlineblackjack.us.com/ online casino win money Ask anyone who has played at www.realmoneyslots247.org and they will tell you they love it! We have over 350 slot machines and best online casinos with amazing bonuses. sign up bonus for slots no download New Casino Bonuses - January 2018